¿Cómo calcular la jornada laboral?

Si todavía no sabes cómo calcular tu jornada laboral para conocer tus derechos y deberes como trabajador, en este artículo resolvemos tus dudas. La jornada laboral está compuesta por el tiempo que cada trabajador debe dedicar a la ejecución del oficio o profesión por el que fue contratado.

Los artículos 34 a 38 del Estatuto de los Trabajadores están dedicados a explicar la duración máxima de la jornada laboral, su posible distribución y descansos.

Esta jornada laboral puede calcularse por horas, días, semanas o meses trabajados.

Tipos de jornada laboral

Pautas para calcular la jornada de trabajo

La duración de la jornada de trabajo es pactada en los convenios colectivos o en los contratos de trabajo pero nunca puede superar las 40 horas semanales de promedio en el cómputo anual. Así lo establece el Estatuto de los Trabajadores.

Estas horas semanales de trabajo son definidas como de “trabajo efectivo”, entendiendo este concepto como la jornada de trabajo ordinaria, incluyendo los permisos retribuidos.

Estos permisos pueden concederse por diversas causas, como matrimonio, nacimiento de un hijo, funciones sindicales o cumplimiento de deberes públicos, entre otras.

Otro factor a tener en cuenta para calcular la jornada de trabajo son los descansos, ya sean diarios o semanales, las vacaciones y los días festivos.

En lo que se refiere a los descansos diarios, la ley dictamina que todo trabajador tiene derecho a un descanso mínimo de 12 horas, entre el final de una jornada y el comienzo de otra.

Además, el número de horas ordinarias de trabajo efectivo nunca debe superar las nueve diarias, salvo que acuerdos entre sindicatos y empresas o convenios colectivos establezcan una distribución del tiempo diferente.

Como calcular las jornada laboral

En cuanto al descanso semanal, los trabajadores tienen derecho a un día y medio de descanso ininterrumpido, como mínimo. En el caso de los menores de 18 años, este tiempo se incrementa hasta los dos días.

No obstante, existen sectores con límites de descanso diferentes, dadas las características especiales del trabajo que desempeñan.

Comercio y hostelería, trabajo en el campo y transporte por carretera, por ejemplo, tienen menores períodos de descanso reconocidos por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

 

Cómo calcular la jornada diaria de trabajo

Para calcular tu jornada diaria de trabajo, debes consultar tu convenio colectivo.

En él figurarán los días de descanso, festivos y no laborables en el año en curso y las horas anuales que debes trabajar.

Recuerda que debes tener en cuenta cuál es tu tipo de contrato de trabajo, pues es decisivo para la distribución de las horas laborales.

Puede tratarse de jornada continua, partida, reducida o por turnos o de verano, principalmente. Tanto en la jornada de verano como en la jornada reducida, el número de horas es diferente que en el resto (menor).

También debes considerar que para calcular tu jornada real de trabajo semanal computan las horas efectivas, por lo que las vacaciones no están incluidas.

Calcular el tipo de jornada laboral

Cómo calcular la jornada semanal de trabajo a partir de la anual

En este caso, tienes que proceder igual que al calcular las jornadas diarias, tomando el número total de horas anuales de trabajo efectivas según tu convenio colectivo como referencia.

Así, las horas diarias de trabajo que hayas obtenido anteriormente debes multiplicarlas por los días de trabajo efectivos a la semana, con lo que obtendrás tu jornada semanal de promedio.

Cómo calcular el cómputo anual de la jornada laboral

Aquí deberás tener en cuenta tanto los descansos semanales, fiestas y permisos retribuidos como las vacaciones anuales. El periodo de vacaciones nunca podrá ser inferior a 30 días naturales al año.

Para el cómputo anual tienes que tomar, para empezar, las horas diarias de trabajo. Después, calcular el número de días de trabajo al año, sobre el que aplicarás las horas de trabajo diarias.

Para obtener este resultado hay que restar a los 365 días del año naturales los días de vacaciones, días de descanso y festivos. Para finalizar, hay que multiplicar las horas de trabajo diarias por el número de días trabajados.

Con este cómputo podremos saber si el cómputo anual de la jornada laboral se corresponde con el convenio colectivo de trabajo, y si no excede la jornada anual ordinaria establecida por ley.

Todas las horas que superen esta jornada anual ordinaria serán horas extraordinarias y deberán ser pagadas por la empresa como tales.