¿En qué consiste el alta inicial de una prestación contributiva?

El alta inicial de una prestación contributiva es el paso que debemos dar cuando nos encontramos en una situación legal de desempleo. Es decir, cuando el trabajador ha sufrido algún tipo de despido o su contrato ha llegado a su fin. Es importante saber en qué consiste el alta inicial de una prestación contributiva para evitar confusiones innecesarias.

Alta inicial en las prestaciones contributivas

Formulario oficial del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)

¿Alta inicial o reanudación de la prestación contributiva?

No debemos confundir el alta inicial para el pago de la prestación por desempleo con el proceso de reanudar una prestación contributiva -que ocurre cuando dicha prestación ha sido suspendida por unos motivos y, al finalizar estos, el trabajador pide la reanudación-.

Tampoco debemos confundir ninguna de las dos opciones anteriores con la casilla de opción por nuevo derecho que aparece en el documento. Este caso sucede cuando un trabajador que tiene el paro suspendido por haber encontrado otro trabajo, cuándo termina con el nuevo empleo tenga la cotización suficiente como para que le sea más beneficioso pedir el paro del nuevo empleo que reanudar el anterior.

En conclusión, si no te has quedado a mitad de una prestación, sino que la vas a pedir de nuevo, deberás realizar el alta inicial; si en cambio suspendiste tu prestación por unos motivos que ya no existen y deseas volver a recibirla, deberás realizar una reanudación de la prestación.

Por otra parte, en el caso de que el trabajador haya dejado el empleo por baja voluntaria, no se le permitirá disfrutar de una prestación contributiva, ya que el trabajador no se encuentra en este caso en una situación legal de desempleo. Con esto se intenta evitar que algunos trabajadores puedan dejar de trabajar voluntariamente y sin motivo alguno para cobrar el paro.