Finiquito de trabajo

Cesar la actividad laboral, ya sea voluntariamente o por deseo de la empresa, siempre es difícil para el trabajador. Son muchos los cambios repentinos que suceden, y que suponen una importante adaptación a la nueva situación de desempleo. El finiquito es otra pieza más que debes conocer para hacer valer tus derechos como trabajador y obtener la remuneración correspondiente. ¿Pero a qué llamamos finiquito? ¿Cómo se calcula un finiquito paso a paso? Todas las respuestas, a continuación.

Concepto de finiquito

¿Qué es un finiquito?

El finiquito es un derecho legal que te pertenece como consecuencia de la extinción del contrato de trabajo que tenías previamente con la empresa. El finiquito de trabajo es el documento que verifica el cese de la actividad laboral del trabajador hacia la empresa, y a través de su firma el empleado aprueba las condiciones que incluya el documento, en cuanto a remuneración económica, sin posibilidad de aumentar la cantidad o solicitar posibles indemnizaciones a parte.

Viene en relación a lo descrito en el art. 49.1 del Estatuto de los trabajadores.

¿Qué incluye un finiquito laboral?

Aunque no existe un consenso legal sobre la forma de redactar el finiquito o las cláusulas estrictas que debería incluir, si hay una serie de datos importantes que tiene que contener.

Asimismo, el finiquito debe mostrar la cuantía económica que corresponda a los días de vacaciones que no han sido disfrutados antes del despido, la parte que pertenece a pagas extraordinarias, productividad, una posible indemnización por despido y otros beneficios.

Diferencia entre finiquito e indemnización por despido

Dado que FOGASA es el organismo público encargado de pagar los finiquitos y las indemnizaciones por despido pendientes, es habitual que muchos trabajadores se pregunten si finiquito e indemnización es lo mismo. La respuesta, no obstante, la tienes a continuación:

¿Es lo mismo finiquito que indemnización por despido?

Obtención de la vida laboral y las bases de cotización

¿Cuánto me corresponde de finiquito?

Si has sido despedido de la empresa para la que trabajabas, es posible que te preguntes qué dinero te corresponde de finiquito y que cantidad deberá abonar la empresa.

Sin embargo, no existe una cuantía fija que corresponda al trabajador, sino que a la hora del cálculo del finiquito intervienen los siguientes factores:

  • Sueldo Bruto Anual
  • Número de pagas
  • Días de vacaciones al año
  • Días de vacaciones disfrutados este año
  • Indemnización

La empresa puede incluir el finiquito en tu última nómina o bien en un documento a parte.

A excepción de la indemnización por despido (en caso de que proceda), al resto de cantidad habrá que aplicarle la retención del IRPF y las deducciones de la Seguridad Social.

Existen distintos tipos de calculadoras de finiquito que te ayudarán a conocer la cuantía que te corresponde de finiquito, en función de tu sueldo y tus condiciones laborales. También podemos usar plantillas de Excel que calculan el finiquito de manera automática, al introducir los datos aparece la información al momento.

¿Cómo calcular mi finiquito?

¿Qué hago si no estoy conforme con mi finiquito?

En primer lugar, hay que tener claro que un trabajador tiene derecho a no firmar el finiquito si no está de acuerdo con él. No obstante, en caso de querer reclamar posibles indemnizaciones o impugnar la extinción contractual, es más recomendable que el trabajador firme el documento con la expresión “no conforme” o “no cobrado”.

De este modo, la vía queda abierta a futuras reclamaciones puesto que se certifica que el trabajador ha sido informado de las condiciones que se han expuesto en el finiquito, y ha mostrado su disconformidad hacia ello.

Si no estas conforme con la cantidad que aparece en el finiquito, tienes la posibilidad de reclamar mediante una Papeleta de Conciliación previa, que en caso de no llegar a acuerdo, pasaría a una Demanda Judicial de Reclamación de Cantidad. Aquí es importante que recuerdes, que para reclamaciones en el finiquito, el trabajador dispone de un plazo para reclamación de 1 año antes de que prescriba la situación.

Si no estás conforme con la extinción del contrato de trabajo, tienes la posibilidad de reclamar a través de una Papeleta de Conciliación previa, y si no hay consenso, hacer uso de la Demanda Judicial de despido.