Indemnización por accidente de trabajo

Podemos considerar que existe el derecho a una indemnización laboral por accidente de trabajo cuando se produce un suceso en el que el trabajador sufre daños físicos o psíquicos durante su jornada laboral. Pero debemos distinguir entre las indemnizaciones por lesiones permanentes no invalidantes -de las cuales se encargará la MUTUA- y la omisión de la seguridad por parte del empresario -que ocurre cuando las medidas de seguridad impuestas por la empresa no llegan al mínimo exigido por la ley. En ambos casos, la indemnización laboral es un derecho del trabajador.

También existe el caso en que no se produce el accidente laboral pero sí una enfermedad originada por el trabajo, así pues también podemos pedir una indemnización, ya que los daños físicos han sido derivados de la labor del trabajador, aunque hayan sido de manera progresiva y no por un suceso puntual.

tipos de indemnizaciones de accidentes laborales

Tipos de indemnización por accidente laboral

Una buena forma de diferenciar los tipos de indemnización laboral por accidente es hacerlo dependiendo de si quién debe pagar la indemnización laboral es la empresa o la MUTUA.

  • Los accidentes laborales con lesiones no invalidantes, son aquellas que no tienen unas graves consecuencias para el trabajador, pero sí unos efectos negativos que pueden ir desde aspectos físicos, funcionales, estéticos o psicológicos. Estas indemnizaciones las paga la MUTUA, y pueden comprender indemnizaciones desde 400€ hasta 5.000€.
  • Indemnización por omisión de las medidas de seguridad: La empresa pagará la indemnización laboral cuando el accidente se haya producido por una omisión de la seguridad en la empresa. Si se declara que la empresa no garantizaba la seguridad mínima impuesta por ley por una u otra razón, y se le culpabiliza del accidente, será la misma empresa y su seguro de responsabilidad civil a quién corresponderá abonar la indemnización al trabajador víctima del accidente, ya que se le podrá reclamar la indemnización por accidente laboral basada en el “baremo de responsabilidad civil”.
  • También podemos reclamar una indemnización por incapacidad permanente total, que es aquella que le produce al trabajador una incapacidad total para realizar su trabajo de manera permanente. Ésta indemnización va a depender del convenio colectivo de su profesión.
  • Indemnización por incapacidad parcial permanente: Son aquellas ocasiones en las que el trabajador ha sufrido un accidente y como resultado tiene una incapacidad parcial permanente.

Indemnizaciones laborales de trabajo

También podemos incluir como accidentes laborales diferentes sucesos que pueden tener un poco más de conflicto para saber a ciencia cierta si son o no merecedores de una indemnización. Dichos sucesos son:

  • In Itinere: Accidentes de trabajo que se han producido yendo o volviendo de él.
  • Por la realización de labores sindicales: Si se produce un accidente mientras el delegado sindical esté realizando sus funciones, o también si está yendo o volviendo de éstas.
  • Enfermedades que se producen exclusivamente en el trabajo aunque no aparezcan en las listas de enfermedades profesionales.
  • En Misión: Aquellas en las que el accidente se produce cuando el trabajador esté realizando algún tipo de misión encomendada por el empresario fuera del centro de trabajo.
  • El trabajador que sufre el accidente esta realizando unas funciones que no son de su responsabilidad, pero se le han encomendado por parte del empresario, y por tanto estaba cumpliendo con sus obligaciones.
  • Accidentes al realizar alguna acción para ayudar a otra persona, siempre que estén relacionadas con el trabajo.
  • Enfermedades agravadas en el trabajo, aunque el trabajador ya las sufriera antes de disponer de dicho trabajo.

¿Quién paga las indemnizaciones por los accidentes laborales?

La persona o entidad que debe hacerse cargo de las indemnizaciones laborales por accidente del trabajador, pueden variar dependiendo del suceso ocurrido y sus consecuencias. Pero normalmente debe ser:

  • La MUTUAS: Estos organismos privados formados por la colaboración voluntaria de los empresarios, se hacen cargo de algunos accidentes de trabajo, como es el caso de los accidentes de trabajo no invalidantes, que hemos explicado anteriormente.
  • La empresa y su seguro de responsabilidad civil se hará cargo de las indemnizaciones cuando éstas hayan sido producidas por una falta de seguridad en el trabajo por culpa de la empresa, y como consecuencia se haya producido el accidente laboral.

En el caso de las indemnizaciones laborales para el trabajador autónomo, ellos mismo podrán elegir pagar o no a la Seguridad Social para poder tener derecho a las indemnizaciones en caso de que sufran algún tipo de percance en el trabajo. Si abonan la cuota pertinente tendrán el mismo derecho que cualquier otro trabajador, aún así muchos optan por contratar en el ámbito privado seguros para autónomos, los cuales pueden ser para diferente fín, (jubilación, accidentes, sanitario…)

¿Cómo pedir una indemnización por accidente de trabajo?

Las indemnizaciones laborales se pueden reclamar de diferentes formas dependiendo de por qué ha ocurrido el accidente y bajo qué circunstancias. Así pues podemos diferenciar 2 vías:

  • Pedir una indemnización de trabajo por vía penal: Se pide siempre que se crea que la empresa a infringido la ley de seguridad de riesgos laborales.
  • Pedir una indemnización de trabajo por vía laboral: Se realiza a través de un trámite en la jurisdicción laboral, el cual siempre debe comenzar con una “papeleta de conciliación SMAC”, cuya finalidad es intentar llegar a un acuerdo de conciliación con el empresario. Para presentar ésta papeleta suelen facilitar al trabajador un formulario para que lo rellene, aunque puede presentar un escrito propio.

Enfermedades laborales debido al trabajo y sus indemnizaciones

Cómo calcular la indemnización por accidente laboral

Para calcular las indemnizaciones laborales por accidente de trabajo, debemos diferenciarlas según el tipo de daño que se le ha causado al trabajador. De esta forma podemos diferenciar varios tipos de indemnizaciones:

  • Indemnización laboral por daño corporal: Existe un calculo jurídico-medico por el cual se asignan puntos dependiendo del tipo de lesión que sufre el trabajador. A éstos puntos se le asignan unas cantidades económicas de podrán variar dependiendo de algunos factores como puede ser la edad y si existe daño estético. Así pues se realiza una ecuación cuyo máximo de puntos será 100. Pero no solo de los los puntos explicados anteriormente va a depender la indemnización, ya que ésta también variará según el sueldo del trabajador, pudiendo así aumentar hasta un 75%.
  • Indemnización laboral por daños morales: Cuando el accidente de trabajo deriva en problemas psicológicos, tales como depresión, rupturas sentimental , muerte de un ser querido, etc
  • Indemnización laboral por muerte: El cálculo de la indemnización laboral por fallecimiento del trabajador depende de la relación de la víctima con el superviviente, la edad del fallecido y también de la cantidad de familiares directos que tenga y si vive con ellos o no.
  • Indemnización laboral por daños patrimoniales: Para el cálculo de éstas indemnizaciones debemos tener en cuenta los gastos sujetos al accidente laboral, y los bienes dañados en dicho accidente.