La solicitud de la prestación contributiva

Para poder cobrar una prestación contributiva debemos rellenar una solicitud adecuadamente. La solicitud de la prestación contributiva la podemos encontrar en diferentes lenguajes de nuestro país, como catalán, euskera o gallego, a parte evidentemente del castellano, y tenemos la posibilidad de descargarla en la web oficial del SEPE.

Impreso solicitud de prestación por desempleo.

¿Quién puede solicitar la prestación contributiva?

Quién puede solicitar la prestación contributiva es aquella persona que cumpla una serie de requisitos exigidos por la Seguridad Social. Estos requisitos son:

  • Estar inscrito como desempleado, es decir, estar apuntado al PARO.
  • Estar legalmente desempleado, es decir, el trabajo se ha perdido de forma NO voluntaria, como puede ser un despido, un fin de contrato o una jubilación.
  • Se debe haber cotizado a la Seguridad Social al menos 360 días en los últimos 6 años, y que no se hayan utilizado estas cotizaciones para otra prestacion por desempleo o subsidio.
  • No estar en edad de jubilación

¿Cómo rellenar una solicitud de prestación contributiva?

Para saber cómo rellenar una solicitud de prestación contributiva, y así poder recibir el pago de la prestación por desempleo, vamos a analizar la solicitud paso a paso.

Al principio de la solicitud encontramos una parte inicial con varias casillas, y debemos elegir una de ellas.

Casillas iniciales de la solicitud por desempleo

  • Las casillas son “Alta inicial”, que la marcaremos en caso de que estemos desempleados y queramos pedir la contribución por primera vez desde el cese de la actividad laboral.
  • La casilla siguiente es la de “Reanudación”, y solo la marcaremos en caso de que hayan tenido una suspensión de la prestación por desempleo por una causa que ya ha terminado y por eso se vuelve a requerir la prestación.
  • Por último encontramos la casilla de “Opción por nuevo derecho”, este caso es un poco más especial, y afecta a aquellas personas que en un momento dado suspendieron su prestación por encontrar un nuevo empleo, pero este nuevo empleo se les terminó habiendo cotizado mas de 360 días. En este caso es mejor que el trabajador, ahora desempleado, reciba el paro del último empleo en vez de reanudar el anterior.

Siguiendo con ésta primera parte, podemos encontrar debajo de las casillas explicadas anteriormente, otras 3 más.

  • La de “Compatibilidad a tiempo parcial”, que cómo su nombre indica afecta a aquellas personas que hayan encontrado un trabajo a tiempo parcial y quieran seguir cobrando la prestación descontando la parte proporcional de la jornada que ahora realiza.
  • Otra de “Compatibilidad con el contrato de apoyo a emprendedores”, cuya casilla deben marcar las personas que estén cobrando el paro y quieran darse de alta como autónomos.
  • Y por último encontramos la casilla de “Compatibilidad con trabajo por cuenta propia de menores de 30 años”, que va destinada a aquellas personas menores de 30 años que se den de alta como autónomos y quieran seguir percibiendo la parte proporcional de la prestación.

La primera parte de la solicitud es la de nuestros datos. En este caso solo tendremos que rellenar nuestros datos asegurándonos que están actualizados.

Datos personales en la prestación contributiva

La segunda parte es la perteneciente a los datos de nuestra entidad financiera, facilitando una cuenta bancaria de la que debemos ser titulares.

En la tercera parte facilitaremos los datos de los hijos que conviven o están al cargo del solicitante”

Datos de los hijos a cargo en el paro

En el último apartado encontramos los compromisos, declaraciones y autorizaciones, que recomendamos leer siempre.